MEJILLONES GRATINADOS CON CAMEMBERT Y VINO BLANCO

APERITIVO         2    

INGREDIENTES

200 g de mejillones
1 diente de ajo
Aceite de oliva
40 g de queso Camembert
1 cucharadita de perejil fresco picado
1/2 cucharadita de hojas de cebollino picado
1/2 cucharada de vino blanco
1 cucharada de pan rallado
Alga nori en copos (opcional)


ELABORACIÓN

Limpiar los mejillones, lavarlos y escurrirlos.

Aplastar el ajo.

Calentar un chorro de aceite en una cazuela.

Cuando esté muy caliente, añadir el ajo aplastado y cocinar durante unos segundos, añadir los mejillones y tapar.

Al cabo de medio minuto, mover la cazuela tapada, dejar cocer medio minuto más y retirar del fuego.

Colar el líquido, que se puede reservar para otras preparaciones, y retirar una de las valvas de los mejillones.

Picar el queso Camembert a cuchillo y mezclarlo con el perejil, cebollino, vino blanco y pan rallado.

MONTAJE

Cubrir cada mejillón con la mezcla de queso y gratinar.

Servir los mejillones sobre copos de alga nori.

NOTAS

Todos los mejillones deben estar en contacto con el fondo de la cazuela bien caliente, sin superponerse.

Si la cazuela no es lo suficientemente grande, es preferible cocinarlos en varias tandas, repitiendo la operación desde el principio.

TIPS

El agua de los mejillones se puede utilizar como caldo para una salsa o un arroz, teniendo en cuenta que es salada, es agua de mar.

También se puede congelar para un uso posterior.

Si dejamos los mejillones cocinados en su agua durante unas horas en la nevera, ganaran la mitad de su peso por absorción.

º












Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continúas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Siempre podrás revocar tu consentimiento y obtener más información aquí. Aceptar